ASYCUDA
  EL PROGRAMA SIDUNEA

CONTEXTO DE DESARROLLO

Una administración de aduanas eficaz es esencial para el desarrollo de un país, representando una fuente de ingresos para la economía nacional. Esta ayuda igualmente al Gobierno a llevar a cabo una política nacional e internacional, a proteger al país de fraudes, a combatir el tráfico ilegal de mercancías prohibidas o restringidas, a proporcionar información estadística sobre las transacciones de comercio exterior esencial para la planificación económica y a fomentar el comercio internacional. Sin embargo, las aduanas de muchos países no pueden responder a estas necesidades.

OBJETIVOS

El programa SIDUNEA se lleva a cabo con el fin de modernizar los trámites aduaneros. Pretende acelerar las operaciones aduaneras a través de la automatización y simplificación de trámites y así reducir los costos administrativos de los empresarios y la economía del país. Aspira también a incrementar los ingresos de las aduanas, que son en la mayor parte de los países la fuente principal de ingresos, garantizando la declaración de todas las mercancías, el cálculo correcto de impuestos y que exenciones y privilegios sean puestos en vigor y gestionados correctamente. Además, como un sub-producto del proceso de desaduanamiento, pretende producir estadísticas comerciales y fiscales fiables y oportunas para asistir en el proceso de planificación económica. Uno de los objetivos más importantes del programa SIDUNEA es llevar a cabo un sistema lo más eficaz posible con una transferencia de tecnología a las administraciones aduaneras nacionales y un coste lo más bajo posible para el país y el contribuyente.

Los proyectos introducen normas internacionales, por ejemplo UN/EDIFACT. Además la activa cooperación entre el creciente número de países usuarios de SIDUNEA incrementa los beneficios mutuos.

CARACTERISTICAS

SIDUNEA es un sistema automatizado de gestión de las operaciones aduaneras que cubre la mayor parte de trámites de comercio exterior. El sistema cubre el proceso de manifiestos y declaraciones de aduana, pagos y contabilidad, e inventarios y regímenes suspensivos. Genera información detallada sobre transacciones de comercio exterior que pueden utilizarse para planificación y análisis económicos.

El logicial SIDUNEA funciona sobre diferentes tipos de plataformas informáticas en un entorno cliente/servidor. Los datos de transacciones y controles se almacenan en un sistema de gestión de bases de datos relacionales. Tiene en cuenta los códigos y normas internacionales relacionados con los trámites de aduanas establecidos por la ISO, OMA (Organización Mundial de Aduanas) y Naciones Unidas. SIDUNEA puede configurarse para poder adaptarse a las distintas necesidades nacionales como los regímenes individuales de aduanas, aranceles nacionales, regulación y legislación aduaneras. Se basa en el Intercambio Electrónico de Datos (EDI) entre usuarios externos y administraciones de aduanas utilizando las normas UN/EDIFACT.

La estrategia de implementación de SIDUNEA se ha desarrollado para responder al reto de un programa de reforma complejo. Pretende asegurar la total transferencia de tecnología para un mantenimiento nacional a largo plazo. Al mismo tiempo, exige un fuerte apoyo nacional a todos los niveles y proporciona una continua evaluación de progreso. Las actividades del proyecto se llevan a cabo de acuerdo a las siguientes tres fases:

(1) La fase de preparación procede con una evaluación de la situación actual. El equipo nacional, junto con los expertos internacionales, identifican las áreas que necesitan reforma, como la introducción de nuevos códigos, el perfeccionamiento y simplificación de los trámites aduaneros, la harmonización de los formularios con las normas internacionales, y la modernización de la ley nacional de aduanas conforme a la Convención de Kyoto. Mientras que algunas de estas reformas se pueden lograr e introducirse pronto en el proyecto, otras necesitan establecerse a través de la legislación y puede entonces tomar mucho más tiempo hacerlas efectivas. Durante esta fase, se dan cursos técnicos y funcionales para formar un equipo nacional de desarrollo y preparar la base psicológica para desarrollar un sentido de propiedad del sistema.

(2) La fase piloto de puesta en marcha incluye la preparación de la configuración nacional de SIDUNEA, por ejemplo, la codificación de aranceles y reglamentos y leyes asociados, la recogida de datos de tablas de control (códigos y direcciones de los declarantes, códigos de oficinas de aduanas, etc.) y la preparación de sistemas de tasación y selectividad. Los ordenadores para las oficinas piloto (normalmente la oficina central, un aeropuerto, un puerto, una oficina de aduanas fronteriza y una oficina de aduanas interior) son instalados y sometidos a prueba para confirmar que la configuración del sistema esté completamente conforme con las exigencias de los reglamentos nacionales vigente. Las actividades de reforma iniciadas en la fase 1 continúan si es preciso. Se elabora un plan de trabajo para la puesta en marcha del sistema a través de todo el país (fase 3), junto con una estimación de los recursos requeridos. En esta fase se dan varios cursos de formación de familiarización de SIDUNEA a funcionarios de aduana y usuarios externos.

(3) La fase de despliegue puede potencialmente ponerse en marcha por el equipo nacional con poca o sin ayuda de expertos internacionales si el transferencia de tecnología y experiencia se ha logrado con éxito durante las dos primeras fases. Esta fase es más un reto logístico que un problema intelectual: exige la preparación física de todos los sitios que deben ser informatizados, un gran número de cursos de formación basados en los cursos modelo de la fase 2, y la instalación técnica y apoyo de sistemas de ordenadores en los sitios identificados. La configuración del programa de aduanas simplemente se copiará de los sitios piloto apropiados.

Las primeras dos fases tienen una duración mínima de 18 meses y su éxito sólo se logrará con un fuerte compromiso y apoyo político de las más altas esferas y con la completa disponibilidad de un equipo nacional competente y especializado de técnicos y personal de aduanas. El impacto de los proyectos SIDUNEA puede fácilmente valorarse a través del aumento de los ingresos aduaneros, la disponibilidad de estadísticas comerciales fiables y la reducción del tiempo de los trámites aduaneros. En algunos países los resultados son menos espectaculares, principalmente a causa de la resistencia del sistema aduanero a las reformas en profundidad que exige la puesta en marcha del programa.

En Rumania, el proyecto SIDUNEA se ha instalado ahora en más de 95 lugares a través de todo el país y cubre el 90% del comercio. El incremento de la disponibilidad de estadísticas ha beneficiado enormemente al análisis fiscal. En la antigua República Yugoslava de Macedonia y en Rumania, los sistemas se han integrado en la red informática nacional y el control del transporte de carga se ha introducido a través del módulo del manifiesto.

Con 32 proyectos activos y gastos superando los 6 millones de dólares en 1997, SIDUNEA es el mayor programa de cooperación técnica de la UNCTAD. Existen ahora más de 70 países en el mundo entero que han adoptado el programa SIDUNEA, de los cuales 60 lo utilizan con absoluta regularidad. En 1997, se firmaron cinco nuevos proyectos de modernización hacia la última versión de SIDUNEA, principalmente con Jordania, los tres países Bálticos y Sri Lanka.